Glicina y Diabetes

Igual que en humanos, la Diabetes Mellitus (DM) es una de las patologías más comunes en nuestras mascotas. Mientras que los perros padecen en su mayoría diabetes tipo 1 (dependiente de insulina) en los gatos es más común encontrar cuadros de diabetes tipo 2 (resistencia a la insulina). Recordemos que en razas como Keeshound y Golden Retriever existe lo que se conoce como diabetes familiar que se presenta a una edad precoz y que otras razas como los Pulis, Cairn terriers, Caniches miniatura y Dachshunds presentan cierta predisposición genética al desarrollo de esta enfermedad.

Por ello, es necesario conocer bien las implicaciones que tiene la DM en el metabolismo y las patologías que con mucha frecuencia aparecen asociadas a ella, como es el caso de pancreatitis aguda, que aparece en el 35% de los perros ingresados por diabetes y la aparición de cataratas con la consecuente pérdida de visión del animal. Se ha publicado que los daños que provoca la DM son causados por la glicosilación de ciertas moléculas. Éstas, que se conocen como productos avanzados de la glicación, son causadas también por el propio envejecimiento del animal, y se están buscando formas para reducirlos.

Otro punto a tener en cuenta es que los glucocorticoides, tanto endógenos como exógenos, inducen a la diabetes o agravan la diabetes preexistente.

Recientemente se ha publicado, que los animales con DM tienen hipoglicinemia, esto es, niveles muy bajos de glicina en sangre. La causa, es la gran cantidad de ácidos grasos que producen los animales con DM, y que para eliminarlos se produce un complejo entre una molécula de glicina y un ácido graso que facilita su eliminación biliar, provocando una caída importante en los niveles de glicina.

La glicina es un aminoácido clave en el metabolismo, ya que participa en la síntesis de muchas moléculas muy importantes para la vida, como el grupo hemo de la hemoglobina, la creatina, el glutatión, etc. En este punto destacaremos el papel del colágeno, la proteína más abundante en el organismo de cualquier animal, y en la que uno de cada tres aminoácidos es glicina.

En los estudios publicados se demuestra la eficacia de suplementar a los animales diabéticos con glicina. Los beneficios se producen a tres niveles diferentes:

1- La glicina produce una reducción de la glicación de las proteínas, y concretamente de la hemoglobina glicosilada y de la fructosamina. Dichos marcadores se emplean para evidenciar la eficacia de los fármacos antidiabéticos. Esto supone una reducción importante del daño que causa la DM, por ejemplo, las cataratas. Estudios clínicos (en humanos) demuestran que un suplemento de cinco gramos de glicina cada seis horas en pacientes diabéticos de tipo I y II, producen una importante reducción de la hemoglobina glicosilada, a pesar de que la glicina tiene sólo un leve efecto hipoglicemiante.

2- La glicina reduce considerablemente la hipertrigliceridemia (ácidos grasos elevados en sangre), que es la causa de los depósitos de grasas viscerales, incluida la esteatosis hepática, que son tan graves en los diabéticos. La glicina se conjuga con los ácidos grasos en el hígado para facilitar su eliminación por vía biliar. En este proceso se gasta gran cantidad de glicina.

3- La glicina reduce la calcificación de las arterias y el desarrollo de aterosclerosis que aunque no es una patología común en animales se ha informado en razas como Doberman pinscher, Poodle, Schnauzer miniatura y Labrador. La hipoglicinemia provoca una pérdida de colágeno en las arterias, que se debilitan y enferman, se forman placas ateromatosas, se calcifican e incluso podrían llegar a romperse. El suplemento con glicina recupera la producción de colágeno y la resistencia de las arterias puesto que es la proteína más abundante en la capa adventicia de dichos vasos sanguíneos, ayudando a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Conutan S.L ha desarrollado COLLAGESAN para incrementar la síntesis endógena de colágeno, con una fórmula en la que la glicina es el principal componente. Cada comprimido de COLLAGESAN aporta 416,7 mg de glicina, además de lisina, arginina, magnesio, vitamina C y pirofosfato de hierro. Su diseño, que inicialmente fue pensado para prevenir el deterioro del cartílago de las articulaciones, mejorar el proceso de cicatrización y el deterioro de la almohadillas plantares, puede ser ideal para prevenir la aparición de patologías asociadas a la diabetes, como la esteatosis hepática (hígado graso) o la enfermedad cardiovascular.

Referencias Bibliográficas

1. Adeva-Andany M. y cols., (2017) Insulin resistance and glycine metabolism in humans. Amino Acids. Nov 1.
2. Carvajal-Sandoval, G. y cols. (2007) V. Prevención de los daños producidos por la diabetes mellitus y la senescencia. Gac Méd Méx Vol. 143 No. 1.
3. Revista AVEPA.(1988) Vol 8, No.2.